Los post de rol transcurren en el mes de MARZO.




Afiliados normales AQUÍ.

Las imagenes, el estilo y cualquier elemento gráfico ha sido creado plenamente por el equipo administrativo. Al igual que la trama y ambientación. 10/11 (C)

Todo a último momento [Privado]

Ir abajo

Todo a último momento [Privado]

Mensaje por Simonet F. Broussier el Vie Oct 08, 2010 6:24 pm

Maldito día...sí, no había nada peor que despertar un Sábado en la mañana y recordar que el Lunes siguientes tienes un examen para el cual lamentablemente has estudiado poco, por no decir nada por estar ocupada en otras cosas, aquello solamente dejaba en la mente una cosa: pasar todo el día encerrada en su lugar menos favorito, o sea la biblioteca y buscar los malditos libros en las malditas estanterías para pasar aquel genial y estupendo día sentada en una de las pequeñas mesas, en compañía de sus adorados libros y una lapicera y ya. Y como si no fuese suficiente ya solo aquello, aquel día había decidido amanecer bastante más agradable que los otros días, no hacía aquel frío entumecedor que calaba hasta los huesos, sino que perfectamente podías levantarte solo con una chaqueta delgada y ya. Genial, perfectamente genial, un día agradable y ella encerrada entre las cuatro paredes de aquel espantoso lugar, qué mejor.

Como nunca demoró en levantarse de la cama, mientras más tarde saliese de ese cuarto menos tiempo entraría en la biblioteca, lo que al menos era un poco esperanzador. La ducha y el desayuno habían demorado al rededor de una hora y veinte minutos y eso que había tardado más de lo que jamás lo había hecho, pero no había nada que pudiese hacer para seguir retrasando lo que sería su día, así que soltando un bufido por lo bajo bastante frustrada se calzó unas zapatillas y salió de su habitación cerrando la puerta con llave con dirección a la biblioteca. El cielo se encontraba despejado pero no por eso menos grisáceo de lo que estaba durante el invierno, los colores durante aquella estación siempre eran los mismos: gris, azul, celeste y algo verdoso, los radiantes amarillos o anaranjados se quedaban totalmente guardados. Se puso la capucha por sobre la cabeza y guardó las manos en los bolsillos con el bolso colgado en la espalda y en menos de diez minutos estaba frente a las puertas del lugar que era su mayor suplicio. Jamás había tenido problemas con el estudio, era algo que solía hacer con agrado y sin complicaciones, pero detestaba aquel lugar encerrado que tenía escasa luz, olía a libros viejos y ambiente demasiado frío, era casi como entrar en un congelador, más aún cuando el clima fuera era bastante templado.

Una vez adentro buscó la mesa más apartada y escondida del lugar, que estaba extrañamente no demasiado llena, solo unos cuantos chicos se encontraban enfrascados en una lectura concentrada y una pareja de idiotas cogidos de la mano viéndose a los ojos y riendo como tarados, la chica rodó los ojos ante la imagen, no entendía cómo podían perder el tiempo en la biblioteca si iban a estar allí viéndose. Sin darle demasiada importancia encontró una pequeña mesa casi al final del lugar, en donde lamentablemente hacía aún más frio, pero al menos no tendría problemas de ruidos ni encuentros molestos y podría estudiar en paz. Caminó hacia una de las estanterías en donde sabía se encontraban los libros que necesitaba y comenzó a leer en voz poco audible los títulos intentando dar con el que servía, con pocos resultados - Maldito libro, donde te metiste - dijo casi bufando mientras recorría varias estantería hasta por fin dar con el dichoso libro, el que para su mala suerte se encontraba alto...demasiado alto para ella que pese a no ser una chica de estatura baja, simplemente no quedaba al ancase. Así que soltando una maldición por lo bajo caminó hacia donde estaban sus cosas y cogió la silla, llevándola hasta el lugar en donde se encontraba el libro para utilizarla de soporte. No sabía exactamente si era demasiado adecuado aquello, pero era lo único que podía hacer si quería estudias. Así que se trepó a la silla, poniéndose de puntas hasta alcanzar el libro, pero lamentablemente este se le resbaló de las manos cayéndose sin que ella pudiese detenerlo ni saber hacia dónde o hacia quien iba dirigido el golpe.
avatar
Simonet F. Broussier

Mensajes : 18
Fecha de inscripción : 06/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.